Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 2 de enero de 2016

Degeneración Salvaje (9): 1 poema de Laura Marcos Domínguez:






Ella sí que sabe.
Sabe a aguacate con sal,
a manzana áceda de sidra,
a cristal.

Domina`l tempu y les palabres,
el cuerpu y la mirada.
Sabe.
Arrespiga.
Sabe arrespigar.

Igual nació sabiendo
o deprendió nun sitio
que nun conoceré.
Y les palabres canten,
y el cuerpo encara nel mundo
y la mirada ri.


Ella nun soi yo,
quitando na so cabeza.



Laura Marcos Domínguez.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.