Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 5 de enero de 2016

Degeneración Salvaje (12): 1 poema de Annemária Ardelean:






LO INEXPLICABLE DE LAS COSAS QUE NO CAMBIAN

Las cosas que no cambian son/

Los girasoles que han nacido para salvarnos del verano/
las manos pequeñas, trabajadoras que nos dan de comer/
la hierba que roza el tobillo/
el olor a pasado comprendido en un núcleo urbano.

La tierra en donde se nace/
no es la misma que donde se viene.

Las cosas que no cambian son,
porque con suerte los que avanzan
somos nosotros mismos.



Annemária Ardelean.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.