Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 22 de diciembre de 2015

Sorpresas Navideñas (y 3):


Y la tercera sorpresa de estas fiestas es otro libro de poemas. Uno de Antonio Orihuela: El amor en los tiempos del despido libre. Y es una sorpresa porque con tanto mamoneo que me traigo últimamente se me había olvidado por completo que el libro estaba en camino, así que cuando abrí el sobre y lo abrí, lo flipé todo. En cualquier caso, no me canso de dar las gracias. Gracias, Muchas Gracias, hermano. Que la Navidad te sea propicia.  Y a ti te dejo ya con la portada y debajo con esta maravilla de poema, una incómoda verdad por otro lado, que me encontré nada más abrir el libro al azar:




GENTE DE MI HERIDA

Lo que olvidamos en el foso de Santa Amalia
de la prisión de Montjuïc,
lo que olvidamos en el barranco de Víznar,
lo que olvidamos en Paracuellos del Jarama,
lo que olvidamos en Port Bon,
lo que olvidamos en la prisión de Alicante,
lo que olvidamos en el campo de concentración de Draney,
lo que olvidamos en el campo de concentración de Treblinka,
lo que olvidamos en El Playón de Quezaltepeque,
lo que olvidamos en el estadio Chile,
lo que olvidamos en la colonida Cuauhtémoc de Ciudad Juárez.

Quién recordará
mientras nadie quiera
saber.



Antonio Orihuela. El amor en los tiempos del despido libre. Amargord Ediciones, 2014. Diseño de portada: Cristina Morano.


Nota de DG: En estos próximos días postearé más poemas de este libro :-)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.