Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 10 de diciembre de 2015

Paloma Corrales: Celebrar el aullido (1):


(VOLVER)

deshacer el poema
dejar sólo dos pájaros
un hilo
un susurro
que comience el enjambre.




(SECUENCIA)

viene
en el poema
un reguero de vida
una gota de sangre
un vértigo
y el lápiz que procura
el asombro
despacio
en el poema
como si un dios
adolescente
en lo más íntimo
temblara al desamparo
y los árboles
el maíz
y los nombres
empezaran de nuevo.


Paloma Corrales. Celebrar el aullido. Ediciones de La Isla de Siltolá, 2015. Prólogo de Julio Castelló.


Nota de DG: este Aullido de la poeta Paloma Corrales es otro regalo para la poesía. No sé qué haces que no te lo compras o se lo regalas a alguien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.