Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 27 de diciembre de 2015

Degeneración Salvaje (3): 1 poema de Pablo X. Suárez:






LA ÚLTIMA DUCHA

Partí el jabón y se lo daba a mis testículos.
En un par de días
se habían muerto la Thatcher, Sarita Montiel
Bigas Luna, José Luis Sampedro, un millón de gente desconocida.
Las cosas estaban dentro de cajas de cartón.
Un patrimonio de cables, discos de saldo y novelas del rastro.

En un par de días nos iríamos de la ciudad
cada uno por su lado
pero el agua todavía estaba caliente y llovía mucho
fuera
un perro se había escapado y había matado a otro.
Habías puesto Euronews
en la tele del salón, y había misiles en Corea del Norte
apuntándonos, y un montón de cifras incomprensibles
desfilando por la pantalla.
Y habíamos vaciado el congelador
y ahí estaban todas esas tartas heladas desangrándose.
Así que no volvería a ducharme en esa casa
y había también un poco de amro marchándose por el desagüe.

¿Qué hacer con la ropa sucia? ¿Dejarla
ahí? ¿A dónde irán las plantas?
¿Qué cosas se pueden tirar por la ventana
o dejar en los armarios
al irse?



Pablo X. Suárez.

Varios Autores. Degeneración Salvaje. Diciembre de 2015.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.