Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 4 de septiembre de 2015

La Generación Encantada (23): Escandar Algeet: y toda esa mierda (1):



SI NO ME VAS A DAR LA MANO AL MENOS CHOCA ESOS 5.

Tengo esta desnudez que no sirve de nada
como si solo estuviese arrugando un folio para
tirarlo a la papelera.

Después lo cojo
y lo vuelvo a lanzar
y lo vuelvo a coger.

Así
una y otra vez
y otra
y otra.

Pero yo sigo sin ser otro.




He llorado hacia dentro
regándolas
mis heridas.

Y han echad raíz.
En mí.
De algo.

Y no sé qué es pero está creciendo
como frutales en primavera,
como grietas en la casucha del arlequín.

Ni siquera sé
si me da valor
o miedo.

He tratado de besarlo con mi saliva,
pero dice que solo quiere mis lágrimas.

Y fuego.

¿Tienes?




MERECER LAS PENAS

A cuántos amaneceres estoy de ti
le pregunto cada mañana a mis ojeras.

Madrid despertándose y yo bajando las persianas.

Cuántas noches más durará este naufragio
cuantísimas borracheras serán las necesarias.

Si algún día ordenara la habitación encontraría
todo lo que me faltas.

Toda mi ropa tirada para tapar la ausencia
de tu ropa interior en mi armario.

Es tan fácil cortarse cuando tus sueños son de cristal...

Mis heridas siguen abiertas así que, supongo, puedes pasar.
De mí.

O besarlas.



Escandar Algeet en y toda esa mierda (Ya lo dijo Casimiro Parker, mayo de 2015).




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.