Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 20 de septiembre de 2015

Javier Gm: Nada es lo que parece (y 2):






DETENERSE

Desentraño, podría ser un poema de Falcón.
Desapropio, podría ser un poema de Riechmann.
Acompaño, podría ser un poema de Pérez Cañamares.
Profundizo, podría ser un poema de García-Teresa.
Corazón, podría ser un poema de Begoña.
Duelo, podría ser un poema de Martínez i Ferrer.
Ironizo, podría ser un poema de Eladio.
Sangro, podría ser un poema de González.
Divierto, podría ser un poema de Benedicte.
Vuelo, podría ser un poema de Macías.
Enternezco, podría ser un poema de Stabile.
Sorprendo, podría ser un poema de Ge.
Escucho, podría ser un poema de Vicent.
Veo, podría ser un poema de Zapico.
Imagino, podría ser un poema del maestro Lizano.
Estremezco, podría ser un poema de Massieu.
Reflexiono, podría ser un poema de Luna.
Rabio, podría ser un poema de Pérez Belda.

La hermosa idiotez, un poema de cualquiera,
el rostro de una criatura podría ser uno mío,
vuestro y de ellos.

La herida es nuestra escritura, la dignidad,
sanar en ellas es un poema de todas y pocos,
la resurrección, es un poema imposible de escribir.

Contra, cabe, con, podría de un poema de Orihuela.

Y lo lamento, la credulidad no es un eclipse y
la poesía se contagia fácilmente de ello.

Abandono, rechazo, dejar de lado, repudiar sin miramiento
es lo que he aprendido a hacer
con todos los poemas de García Montero,
y cómo no, con la oscura colección de Chus Visor.



Javier Gm en Nada es lo que parece (Babilonia Ediciones, julio 2015).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.