Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 12 de agosto de 2015

Luis Buñuel: Un perro andaluz: 2 poemas:


ME GUSTARÍA PARA MÍ

Lágrimas o sauces sobre la tierra
de dientes de oro
de dientes de polen
como la boca de una muchacha
de cuyos cabellos brotaba el río
en cada gota un pececillo
en cada pececillo un diente de oro
en cada diente de oro una sonrisa de quince años,
para que se reproduzcan las libélulas

¿En qué puede pensar una doncella
cuando el viento le descubre los muslos?




AL METERNOS EN EL LECHO

Los restos de la estrella que quedaron entre tus cabellos.
Crujían como cáscara de cacahuete
la estrella cuya luz descubriste
hace ya un millón de años
en el instante en que nacía
un diminuto niño chino.

"LOS CHINOS SON LOS ÚNICOS QUE NO TEMEN A LOS FANTASMAS
QUE TODAS LAS NOCHES A LAS DOCE NOS SALEN DE LA PIEL"

Es lástima que la estrella
no supiera fecundar tus senos
y que el pájaro de la lámpara de aceite
la picotease como a una cáscara de cacahuete
tus miradas y las mías dejaron en tu vientre
un signo futuro y luminoso de multiplicación.



Luis Buñuel. Un perro andaluz. Ediciones del 4 de agosto, julio 2015. Del prólogo: Luis Alberto Cabezón. Ilustración interior: Fotograma de Un chien andalou.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.