Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 14 de agosto de 2015

La Generación Encantada (17): Irene X: Grecia (1):


IMPUNTUALIDAD 32.

Habíamos quedado a las dos
de todos los días del año
en el que no apareciste.

Tú siempre tan puntual
en algún lugar del mundo
en el que yo ya no te espero.




CUARTO DE LA COSTURA 42.

Mi nacimiento lo marcó un astrolabio indescifrable
y mi muerte te corresponde por derecho señalarla.
Álex Portero


-Casi primavera-

Así, sin tapujos, dime: ¿cuánto tiempo de vida me quedas?
¿tú quién te has mentido que eres para creerme a mí?
He pasado la nche comiendo pipas por si mañana apareces
para decirme que me saben los labios a arrecife desde el desierto.

Me invade una curiosidad en serie
y de tu pelo nacen gatos cazando mariposas,
quiero ser el cuervo que te bese los párpados antes de dormir
mientras no finges tranqulidad.

Sólo Dios sabe, pero yo intuyo
que en otra vida fui dos mujeres
y tuve que matar a esa parte de mí
a la que le dijiste te quiero
antes de volver a decírmelo.

No soy celosa, soy empática.

Y así, 
empática perdida,
pienso en quién necesita un motivo
cuando se tienen dos hoyuelos.
el cuarto de costura de las heridas,
la innecesidad de saber que vomitan hoy en la tele
y el mando de los estados de ánimo esperándome en el sofá.

Tú ganas,
vas en contra del resto,
pero juegas conmigo.

Hazme daño,
la poesía no será televisada.


Nota. El último verso es una cita perteneciente al libro Eva de Víctor González.


Irene X. Grecia. harpo libros, mayo 2015. Prólogo: Ernesto pérez Vallejo. Fotografía: selfie x.



Nota de DG: Gracias, otra vez, a Enrique Señorans, de la librería vallisoletana A pie de página, que también me regaló este libro de Irene X.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.