Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 12 de agosto de 2015

La Generación Encantada (15): Escandar Algeet: ojalá joder (1):


Como los libros leídos se me están amontonando en mi mesa de trabajo y quiero traerlos a este cuaderno de bitácora, al que, por otra parte, soy adicto, voy a empezar a ponerme al día ahora mismo, ya:





DÓNDE ESTÁN LAS RESPUESTAS

No quiero sonar prohibido
aunque solo hable de amor,
ni cansado de algo, ni aburrido de moneda,
no quiero aprender palabras como en cuadernos de ortografía
ni mirar letras por su entonación o declive,
el mundo de mármol que piso no es tan frío si tras mis pasos
oigo un crujir de  madera,
una risa de niño,
una raíz que besa la tierra a la espera de salpicar frutos,
de suavizar asperezas aunque sea comprando un paisaje de metro
a las tú y yo de la mañana,
dos de nosotros,
una año como cualquier otro
pero no como otro cualquiera
y aún así, quizá, más hermoso.

No quiero soñar perdido
aunque solo el café duela,
aunque en las paredes crezcan siluetas y gritos
y el tumulto ya no se vea como esa bandera que iba a arrastrarnos
con las mareas
a un mundo tan desconocido
que solo podía ser bueno
y bonito
pero jamás barato,
aunque en las plazas los únicos cantos de sirena
sean de neón azul
y las ventanas se cierren porque prohibieron la música
con la excusa del ruido,
no quiero mirar al suelo y fingir que así
no miro a otro lado,
no quiero estar dispuesto a poner cepos
y no llamarlos por su nombre de trampa,
por su olvido de mierda,
por su logro de nada.

Solo hablo de amor para no estar tan podrido
por dentro
como esa caja de música
que era un nido de grillos
enjaulados.

Miro.

Y todos seguimos con el puño cerrado,
sí,
y con las manos en los bolsillos.
Preguntándonos.



Escandar Algeet. ojalá joder. Ya lo dijo Casimiro Parker, mayo de 2015. Corrige Inés de la Higuera.  Collage de portada por Marcus Versus.





Nota de DG: Quiero expresar aquí mi agradecimiento a Enrique Señorans, de la librería vallisoletana A pié de página, que me regaló este libro de poemas, así como otros dos de los que próximamente hablaré. Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.