Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

lunes, 24 de agosto de 2015

De todo corazón: Una lectura de David González & Laura Fjäder, en el Bello Verano:



Este próximo jueves, día 27 de agosto, en el bar El Bello Verano, el bar en que siempre, incluso en invierno, hace buen tiempo para la poesía, Laura Fjader y yo leeremos De todo corazón, mi última publicación, la tercera en lo que va de año. Lo leeremos entero, tal y como llevan haciendo desde hace un tiempo algunos poetas en el bar Aleatorio, de Malasaña. Pero en Gigia será algo nuevo. Leeremos un total de 22 poemas. Uno de ellos el siguiente:


         ECO

         Chica tiene más hambre
         pero menos dientes:
         Chica tiene menos vista
         pero más recuerdos:
         Chica tiene 59 canas
         pero de su vientre ningún hijo:
         Chica tiene también
         un espejo de mano
y       otro de pared:

         pero ya no pregunta:


           no tiene sentido golpear tu propio cadáver:
           john fante:




    Fotografía de Laura Fjader / Arte de Newell.


         A TU ALBEDRÍO

         en tus manos está:

         te presento, primero,
         una mejilla,
y       luego             la otra:

         puedes besarme
o       puedes pegarme:

         en tus manos está:


           nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas:
           e. e. cummings:



          David González en De todo corazón (Ediciones del 4 de agosto, agosto 2015).




1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.