Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 14 de julio de 2015

Kutxi Romero Lorente: El carretero cosaco (2):


DON JOSÉ ROMERO

Trabajo duro.
Un amplio legado.
Excesos.
Desencanto.
Deterioro.
La soledad continuamente acechando.
Mi padre es
lo más parecido
al rock & roll
que conozco.




PUEDES SALIR CUANDO QUIERAS

No quiero ser libre.
Quiero ser esclavo 
de mi familia,
de mi mujer
y de mi hijo.
Quiero mis pendientes de plata,
mi ajada chupa de cuero
y mis dos paquetes diarios
de Ducados Rubio.
Quiero mis copas de ron
y mis taxis nocturnos.
Quiero mi desvencijada bajera,
mis colgantes de cuero
y el colmillo de jabalí
que me regaló el General.
Quiero mis discos de ZZTop.
Quiero mi móvil Samsung
sin pantalla táctil,
sin cámara de fotos,
sin WhatsApp,
sin aplicaciones.
Quiero las llaves de un par de casas
a las que acudir
si las cosas se ponen feas.
Quiero la guitarra Alhambra
que me dejó el Colibrí
y el chándal negro
que todo el mundo me pide
que tire a la basura.
Quiero las chanclas 
que compré en Benidorm
por cinco euros
que sustituyeron a otras
que me habían costado tres.
Quiero mis libros
de Pedro Juan Gutiérrez
y David González
y el cuadro de Rosendo
que me pintó el Maikol
y mi agenda telefónica
a la que,
cada vez más a menudo,
le voy tachando números.
Quiero todas estas rejas
siempre que,
entre un barrote y otro,
quede espacio suficiente
para
mi voz.



Kutxi Romero en El carretero cosaco (Desacorde Ediciones, julio de 2015).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.