Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 2 de julio de 2015

David González: Poemas Completos (15): El demonio te coma las orejas:




28    DEPÓSITO LEGAL

         Me lo dijo mi madre.
         A ella también se lo dijeron:

         Escúcheme, señora, yo
         lo único que puedo garantizarle
         es que su hijo ha entrado
         vivo 
         aquí.
         Ahora bien,
         lo que ya no sé,
         lo que ya no puedo asegurarle
         es cómo va a salir.

         Se lo dijo
         el director de la provincial.
         Mientras se lo estaba diciendo,
         fuera,
         en el patio de la segunda galería,
         estaban a punto
         de bajarse al Rana.
         El Rana, de rodillas,
         atragantándose con sus propias lágrimas,
         suplicando
         por su vida:

         ¡Por favor, tío!
         ¡No me mates!
         ¡Por lo que más quieras!
         ¡No me mates!
         ¡Haré todo lo que tú me pidas!
         ¡De legal, tío! ¡Todo!
         ¡Te lo juro por mis hijos!
         ¡Por todos mis muertos!
         ¡Pero por favor!
         ¡Por favor te lo pido!
         ¡No me mates!

         La primera mojada,
         con un pincho sacado de la pata de una cama,
         un conan,
         le entró por la boca abierta,
         le atravesó la lengua, la garganta
y       salió por la espalda.

         La segunda se la espetaron
         en la nuca.
         Le rompió los dientes
y       terminó de reventarle
         la cabeza.






  29  DENOMINACIÓN DE ORIGEN

         La misma palabra lo dice: cárcel.
         Diminutivo de cárcel: reformatorio.
         Sinónimos de cárcel: penal,
         presidio, correccional, penitenciaría
         (los dos últimos incluyen matiz de regeneración).
         Prisión es palabra escogida o forense.
         Se la conoce también por otros nombres:
         talego (el más extendido),
         maco, trullo, trena (germanismo).
         Los gitanos la llaman estaribel,
o       estar,
         que viene a ser lo mismo pero abreviando.
         Sin embargo, 
         cuando estás dentro de una,
         cuando te encuentras allí metido,
         el nombre es lo de menos,
         no tiene mayor importancia,
         lo único que cuenta es que siempre,
         en todo momento,
         es
         una cárcel.



         David González en El demonio te coma las orejas (1997 y 2008).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.