Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

viernes, 3 de julio de 2015

David González: El hombre de las suelas de viento: Ilustraciones de Ariadna Pedemonte:


Ayer, después de una serie de retrasos a los que ya me tiene acostumbrado Correos, recibí mis ejemplares de El hombre de las suelas de viento, Poemas Africanos de Arthur R. El libro ha quedado de auténtico lujo. La letra de los poemas, el papel en que están impresos, el prólogo, todo ha quedado genial. Y las ilustraciones de Ariadna Pedemonte dialogan a las mil maravillas con los poemas. En fin, que muy contento con el cuidado y el mimo que ha puesto el editor en este proyecto.  Que hemos puesto todos los aquí implicados. Así que en este post voy a postear algunas de las ilustraciones de Ariadna Pedemonte y otro poema.



Las ilustraciones son 11. Su técnica es tinta china sobre papel. Voy a subir aquí 3 de estas ilustraciones:






Los originales de estas ilustraciones se pueden adquirir en el siguiente enlace:




Te dejo con uno de los poemas:


         HICE ESE viaje a Harar.
         Seis días de ida,
         cinco de vuelta,
         ocho de estancia
         (en Harar han empezado a barrer,
         pero pronto se morirán de hambre)
y       unos diez
         en barcas y vapores
         (que es lo más largo
y       lo más aburrido).
         Ha sido una campaña de un mes.
         Acabo de llegar.

         Hice ese viaje
         bajo una sucesión de ciclones.



         David González en El hombre de las suelas de viento (Arma Poética Editorial, junio 2015).



        Nota: El libro se puede adquirir, quien quiera hacerlo, en algunas librerías de Sevilla. O a través de la web de la editorial: ARMA POÉTICA EDITORIAL. Cuando sepa de otros sitios, ya te pego un toque. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.