Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 10 de junio de 2015

La Generación Encantada (2): Pedro Andreu: La amplitud de una nevera americana (1):



SEMÁFOROS EN ROJO

Las buenas historias se viven
en páginas desordenadas.
La buena vida se escribe
en labios a medio morder.
La mala suerte ha empezado
al cruzarme con tus piernas y quedarme
roto y sin tu falda en medio de Gran Vía
a media noche, desierto en mi Opel Corsa.
Nunca sabré tu nombre.
Pero no importa. Cruzaste el paso cebra
como un tiro en el estómago.
Me abrazo a los semáforos en rojo,
toco el claxon y mi coche parece gritar.




LA CALA DE LAS HIGUERAS

Pasamos por delante con el coche varias veces.
Nos habíamos perdido camino de la cala.
Mi padre gritaba que nos calláramos.
Mi madre nos pidió que no miráramos.
Y entonces nos fijamos: había perros
muertos colgando de las higueras.
Ya en la playa mis padres discutieron
y Perdut no paraba de ladrar.
Ni yo ni mis hermanos quisimos ya bañarnos.
Por no dejar a nuestro perro solo.
Allí. Con ellos. Ladrando a las higueras.



Pedro Andreu. La amplitud de una nevera americana. Frida Ediciones, 1ª edición, mayo 2015. Prólogo: David Martínez Álvarez (Rayden).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.