Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 30 de junio de 2015

La Generación Encantada (11): Pablo Benavente: Circo de Quimeras (2):




TEMBLANDO

Estoy temblando
de impotencia,
de ganas irreversibles,
de fugacidades retóricas,
y de entuertos
que te terminan mirando por el rabillo del ojo.

Tiemblo desde que no compartimos canción favorita,
desde que despiertas cuando yo me acuesto,
a decir verdad,
tiemblo, sobre todo,
desde que me cobras peaje por pasearme en tu sonrisa.

Últimamente la noche no es nuestra amiga,
la luna se ha propuesto jodernos
y el sol, seguramente,
se estará riendo dándonos la espalda
como siempre.

Estoy temblando por mis motivos,
y por los tuyos.
Mucha verborrea a quemarropa,
pocos besos a traición
y nos sigue faltando echarnos en falta.

Se te da tan bien
hacerme feliz
como quitarme la voz
y tragarte la llave del propio nudo
que vas dejando en la garganta.

Esa lencería negra
debería ser el único luto que te guardase,
pero mírame, aquí estoy,
sin saber si agarrarme el corazón o la polla.

Tiemblo,
no dejamos de hacer el ridículo,
hacemos poesía
a veces
en lugar de hacernos el amor
siempre.



Pablo Benavente en Circo de Quimeras (Harpo Libros, 2015).





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.