Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 26 de junio de 2015

La Generación Encantada (10): Pablo Benavente: Circo de quimeras (1):



REENCUENTRO

Nos encontramos como nunca
para perdernos como siempre.

Doce horas más tarde,
completamente víctimas de una nostalgia
felina,
quedamos en aquella cafetería
-aunque yo llame bar a cualquier sitio donde me pongan una cerveza-.

Yo bebo,
tú bebes,
el alcohol nos priva de los sentidos
y nosotros, en privado
y privados de la ropa,
le buscamos sentido a una vida
que no daba un duro por nadie.




VIEJO TESTARUDO III

Ya no llenamos de mensajes las botellas,
comemos en una mesa huérfana
y no lloramos, si no es para regar los sueños que nos dejaste.
No contamos historias porque seguimos pensando en las tuyas
y no nos tropezamos con algunas piedras
porque te molestaste en señalizar el camino.

Ojalá los vieras cuando hablan de ti,
no sabes cuánto dejaste.

Isamay sigue peleando, el teatro tiene suerte;
Susana sigue con sus clases, tertulias y bailes;
y Evaristo... Evaristo sigue como siempre,
no deja de subir.
Algo hiciste bien,
todos siguen.

No creo en la eternidad,
pero sigo viéndote cuando los veo juntos.



Pablo Benavente. Circo de quimeras. Harpo Libros, enero de 2015. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.