Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 28 de junio de 2015

David González: Poemas Completos (11): Gijón Exprés:


Nota de DG: En Gijón Exprés, compartí páginas con Roxana Popelka, Jesús R. Castellano e Ignacio Recio. Participé con 8 poemas, de los que he recuperado 6 para distintos libros. 


21     ESQUELAS

         mi abuela
         tiene la manía
         de sentarse a leer
         las esquelas del periódico
         todos los días
         después de fregar
         los cacharros de la comida.

         las repasa una y otra vez,
         como si estuviera estudiando
         para un examen,
y       hay veces
         que no puede evitar
         que se le escape
         un suspiro de alivio
         al comprobar
         que ni su nombre
         ni sus apellidos
         están escritos
         en ninguna de ellas,
         aunque luego
         siempre te diga:

         llegar a esta edad
         no se lo deseo
         ni a mi peor enemigo.


         Nota de DG: Este poema, al igual que el resto de los incluidos en Gijón Exprés, no tenía título. Esquelas se lo puse para incluirlo en mi libro Sparrings (2000).




22    ALMUDENA

         cuando veo algo de color blanco,
         como esta hoja en la que me expreso,
         no pienso nunca en la escritura:

         cuando veo algo de color blanco
         siempre pienso en la piel de almudena
y       en cómo insistía para que me lavara las zarpas
         antes de dejarme meterle mano:

         cuando veo algo de color blanco,
         la nieve que días atrás cubrió los tejados,
         no pienso nunca en la poesía:

         cuando veo algo de color blanco
         siempre pienso en la piel de almudena
y       en cómo lo dejé con ella porque tenía nombre

         de cementerio:


           se pueden leer las inscripciones en las lápidas
           pero no se puede volver a escribir sobre ellas:
           tobías wolff


         Nota de DG: Este poema lo recuperaría 18 años después para incluirlo en la segunda edición de No hay tiempo para libros (septiembre, 2013).


         David González en Gijón Exprés (Ateneo Obrero de Gijón, 1995).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.