Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 30 de mayo de 2015

David Benedicte: Anogrexia: Cubierta + Prólogo de Pere Gimferrer + 2 poemas:


Dentro de muy poco ya, David Benedicte estrena libro de poemas: Anogrexia, con prólogo del novísimo Pere Gimferrer:

  García Márquez, para elogiar un libro, solía (lo hizo más de una vez) decir que había que leerlo "manos arriba". Era, claro está, translación del lenguaje de los pistoleros de Cien años de soledad al acto de la lectura. Pues bien: "manos arriba" hay que leer el presente libro. La imagen sirénica de la cubierta no debe engañarnos: no es la sirena de Disney, sino la de Magritte en realidad. Y el lenguaje, aquilatado y vigorosísimo, bebe a la vez de la antigüedad clásica -así en métrica como en ritmo e imágenes- y de las estructuras icónicas de la cultura de masas, desde la fílmica hasta la del papel couché. La mezcla de palabras exóticas semiadaptadas, de fragmentos aerolíticos del mundo visual, de onomatopeyas y hasta casi jitanjáforas, crea un lenguaje de una eficacia dionisíaca y vigorosa belleza casi irrefutable.

  Por supuesto esto nos habla de nuestro mundo y -para entendernos- en términos más cercanos a los de Toni Negri o Noam Chomsky que a los de Ernesto Laclau, dicho sea sin desmerecer a éste; pero también y ante todo nos habla de Poesía, que como dejó dicho Lautremont cuando empezó a firmar Isidore Ducasse: "debe tener por objeto la verdad práctica". Lo repitió entre nosotros José Ángel Valente, y añadió: "su misión es difícil". Que los únicos poetas españoles de posguerra sean Blas de Otero y Edmundo de Ory (y, si contamos la fecha de publicación póstuma en libro del poema citado, Federico García Lorca) en los epígrafes de este libro, nos indica claramente dónde se sitúa Benedicte: en la vanguardia insurrecta. En estos hölderlinianos "tiempos de penuria", apenas hay territorio más idóneo para  la verdadera Poesía.


Pere Gimferrer en Anogrexia (Ediciones de Baile del Sol, 2015):




KARAISKAKI SQUARE

Yo soy de los que cuando llegan
a la capital de un país
al borde del "crack" financiero,
se dejan racanear euros
en un taxi, entre otros sablazos.
¿No va en el 'debe' del expolio?

El hombre nace, luego muere,
pero el derrumbe permanece.
También para esto hay que temer
con auténtica valentía.

En los WC de Europa perecen
generaciones al completo.
Por las noches, algunas bailan.




ESPINELA CRUISING

Me la chupa Narciso ante
el retrovisor espejo
porque sigo siendo un viejo
verde y creído, anhelante
de sexo en púbico instante
del R-5 donde no amanece
desde que a Fauno le escuece
aquí, en mi asiento trasero.
¡Que pase el siguiente, y rece!



David Benedicte. Anogrexia. Ediciones de Baile del Sol, 2015. Prólogo de Pere Gimferrer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.