Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 12 de abril de 2015

Buenos días: Las Campanas repicaron en León y Valladolid (1):

Buenos días. Antes de nada: Mi cariño y una inmensa gratitud hacia todas y cada una de las personas con las que el jueves y el viernes, en León y Valladolid, estuve interactuando: Han sido dos días en verdad inolvidables. También a los diarios y sitios web que se han hecho eco del sonido de mis Campanas de Etiopía. Porque los libros y la poesía me importan, y mucho, pero las personas me importan bastante más: sin ellas la poesía se queda en palabras, pero con ellas se hace realidad. Así pues muchas gracias a todos, todas, por tratarme tan bien y hacer que me sintiera no como en casa, sino mejor, bastante mejor. Tanto que en el Diario de León me anunciaron como poeta leonés. Puedes leerlo aquí:


                      NO PREGUNTES POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS


También, en el diario digital ileón.com se enrollaron muy bien conmigo. Puedes leerlo aquí:




Asimismo, en León Literario:


PRESENTACIÓN "CAMPANAS DE ETIOPÍA" DAVID GONZÁLEZ


El caso es que ya esa misma mañana, sentado en un terraza de León, cuando llegué todavía no había empezado a llover, se me acercó un fotógrafo al que no conocía de nada y me dijo que si podía tirarme unas fotos. Le dije que sí, claro. Le estoy cogiendo el gusto a esto de posar :) El resultado, al margen de las imágenes que subo ahora, podrás verlo, puedes verlo ya, en la cabecera de este blog. El fotógrafo, que a la noche se acercaría con su pareja al Móngogo, se llama marc GreenBase:






Luego, toda la tarde lloviendo. Por el Móngogo estuvieron Silvia D. Chica, que estrena poemario, el narrador Carlos Salcedo Odklas, Antonio Ogallo, Nuria, Rocío Caballero Méndez, mi lectora number one, y autora de esta fotografía:





El adjetivo que más justicia hace a la lectura es este: desangelada. Leí más o menos bien, pero eso: desangelado. Como la gente. Como el día, ya noche. Sin embargo, leí el poema Nerea, sobre una conocida mía que superó un cáncer, y luego, al finalizar la lectura, una de las personas que se acercó a que le dedicara mi libro me ofreció la posibilidad de participar dentro de unas semanas en un recital colectivo en favor de una asociación de la lucha contra el cáncer, algo que me hace especial ilusión, dado que esta enfermedad siempre ha estado, y está, presente, por desgracia, en mi propia familia... Cuando finalicé mi lectura, Dogo y Guzmán, interpretaron dos temazos, con un sonido muy cercano al de los míticos Burning y un homenaje a ellos en el primer tema: Ángel... Un sueño hecho realidad contar con el apoyo y la colaboración en esta presentación de estos dos grandes músicos, Dogo y Guzmán, fotografiados por Rocío Caballero:






Y despido ya esta primera presentación de Campanas de Etiopía en el Bar Móngogo (muchas gracias, Pet y Mike), con esta instantánea, también de Rocío, con el gran Dogo:






Y al día siguiente en Valladolid... Pero esa es otra historia... Así que te dejo con un enlace al cuaderno de bitácora del escritor José Ángel Barrueco, donde si quieres podrás leer algunos extractos de estas Campanas de Etiopía:


                                      CAMPANAS DE ETIOPÍA. LOS QUE VIVEN CONMIGO. CUADERNO  1, de DAVID GONZÁLEZ


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.