Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 6 de abril de 2015

Buenos días: Bilhana: Los cincuenta poemas del amor furtivo:


Aún hoy la recuerdo
despertando,
descubriendo y ocultando
las marcas de los arañazos
que, embriagado al beber
el licor de su boca,
yo mismo le hice
en el círculo de sus pechos.
Y recuerdo
cómo le estalló la piel
erizada por todo el cuerpo.






Aún hoy
si al terminar el día
viese una vez más a mi querida,
la de los ojos de cervatillo.
ostentando sus senos como cántaros
rebosantes de néctar,
renunciaría
a la felicidad del reino,
a la del paraíso
y a la de la beatitud final.



Bilhana en Los cincuenta poemas del amor furtivo (Chantal Maillard y Jesús Aguado Editores y Oscar Pujol. Versión castellana de Oscar Pujol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.