Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 21 de abril de 2015

Buenas tardes: Helene Dorion: 1 poema:




Nadie está en su casa
aquí, más allá, el único espacio
es el mundo, el interior del mundo
que pisamos, paso a paso
hasta las raíces silenciosas del cielo, -pisar
llanuras y océanos, nieves y sembrados
de nuestros países fríos.

Nadie está en su casa, aquí
allá, excavamos, buscamos
edades que nunca se perdieron, nunca se poseyeron
-la ribera donde se detiene la aguja menor de nuestras vidas.

Nadie está en su casa. Nadie posee nada.
Ni avanza, ni camina
más allá de sí mismo.



Helene Dorion en Diez poetas canadienses (Libros del Innombrable, 2008).

Traducción de Francisco Torres Monreal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.