Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 20 de marzo de 2015

Buenos días: David González: Campanas de Etiopía (y 1):

La parte más difícil de mi labor como escritor es la que viene una vez EL libro sale de imprenta y hay que vender el producto. La parte sucia, la llamo yo. En estos últimos tiempos, con el auge de las redes sociales sobre todo, un escritor, además de escribir, ha de estar titulado en marketing de ventas o ser un auténtico charlatán de feria, en un relato del libro escribo sobre uno de ellos. Yo, para mi desgracia, no soy ni lo uno ni lo otro. Así que, y perdona la expresión, pero yo, a diferencia de Ramoncín, sí que me siento muy orgulloso de ser un barriobajero, no pienso comerte la polla para que te hagas con un ejemplar de mi libro. Solo te diré lo siguiente: Campanas de Etiopía consta de 43 textos: 37 poemas y 6 relatos breves: para un total de 116 páginas. Es el Cuaderno 1 del Ciclo Los que viven conmigo, título este sacado de un verso de Serguei Esenin. Mi idea es que cada cuaderno del ciclo no baje de 80 páginas ni supere las 180. La cubierta del libro es obra de Carolina Villafruela. Junto con Campanas de Etiopía, si lo compras a través de la web de la editorial, Editorial Origami, te dan de regalo otro libro: El trabajo de fin de carrera de Natalia Salmerón Suero, graduada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid: Aquello que conservamos después del naufragio, un acercamiento a la poética de la consciencia de David González. Y todo a un precio inmejorable: 10 euros por los dos libros. Pero solo si compras mi libro a través de este enlace:




Y hasta aquí. Lo único que me resta por hacer es subir la cubierta de mi libro y la del libro de Natalia Salmerón Suero. Y, entre ambas, uno de los poemas de Campanas de Etiopía. Un poema que va dedicado a todas aquellas mujeres que padecen cualquier tipo de cáncer. Quizá, pienso, les ayude este texto sobre mi amiga Nerea:






            RAÍCES

            Nerea

            no está pasando sola
            por este duro trance:
            no me puedo olvidar
            de su único amigo:
            un pinscher miniatura
            que le hace compañía
            desde sus tiempos
            como princesa de la casa:

            Nerea

            descendiente última
            de una familia de indianos
            venida a menos
            
            padece cáncer de mama:
            igual que mi difunta
y          bondadosa e indefensa

            tía Manolita,

            con su pañuelo 
            de vivos colores
            que sin embargo
            no podía disimular
            la deforestación de su amazonas:
            las desgracias ya se sabe
            nunca vienen solas:

            pero no necesariamente
            tienen por qué ir a peor:

            pero no necesariamente tienen por qué
            ir a peor:

y          así
            debajo de su pañuelo
            de vivos colores
            el cabello de Nerea
            no solo echa raíces
            sino que de nuevo
y          con fuerza
            ha vuelto 
            a crecer:

            con tanta fuerza
            con tal ímpetu
            ha vuelto a crecer
            el cabello de Nerea
            que la cáscara
            de su pañuelo
            de vivos olores
            ya se empieza

            a resquebrajar:


               el amor es la resurrección de la mujer:
               fiodor dostoyevski:



             David González. Campanas de Etiopía. Editorial Origami, 2015. Fotografía de cubierta: de  Carolina Villafruela.


         
        





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.