Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 24 de marzo de 2015

Buenos días: Charles Simic: Desmontando el silencio (y 2):


Consulto las estadísticas de mi blog y observo, incrédulo, que Charles Simic no es un poeta muy apreciado entre los lectores de este blog, a juzgar, ya digo, por las estadísticas del mismo. No lo entiendo, la verdad. Pero lo respeto, por supuesto. Así que, por una temporada, estos son los dos últimos poemas suyos que subo a este cuaderno:


EL IMPERIO DE LOS SUEÑOS

Mi cuaderno de sueños
se abre siempre en la noche
de un país ocupado.
Falta una hora para el toque de queda.
Una pequeña ciudad de provincias.
Oscuras fachadas.
Tiendas desvalijadas.

Solo y desabrigado,
en la penumbra de una esquina
donde no debería estar,
busco a un perro negro que entiende mi silbido.
Tengo una especie de careta de carnaval
pero no me atrevo a ponérmela.





SOLEDAD

Mira, ya se han caído
las primeras migajas,
crees que nadie las oye
golpear las baldosas

pero en algún lugar
las hormigas se calan
sus sombreritos cuáqueros,
salen a visitarte.



Charles Simic en Desmontando el silencio (Las 4 Estaciones, 2003).

Traducción de Jordi Doce.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.