Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 7 de febrero de 2015

John Berger: Información:




INFORMACIÓN

En las mañanas de sábado
ahora reducidas a polvo
en las mañanas del sábado
de semanas
que tenían siete días corrientes
-a no ser que bebiéramos-
en mañanas de sábado yo
sacaba al balcón
mis zapatos
y un par o dos de los suyos
-ella tenía catorce pares
en el quinto paso
entre las palomas-
mi dedo envuelto en un trozo de paño
dando vueltas en la lata de betún
equilibrada sobre la barandilla
y aplicaba el negro
a los lados minúsculos
la puntera respingona
el esbelto tacón
cuya punta no era más grande que un dado
después los dejaba un momento
diciéndome a mí mismo
es buena cosa
dejar que el betún penetre el cuero
ante de pasar el cepillo
y con dos dedos metidos en la puntera
sacarles lustre
hasta que brillaban
el sábado por la mañana.

El cepillo
el quinto piso
los pies
todo ha desaparecido.



John Berger en Páginas de la herida (Visor Libros, 2003).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.