Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 10 de febrero de 2015

Jim Morrison: 2 poemas:


Caminando hacia el motín 
Que se extiende hasta las casas
los céspedes
               de repente estoy vivo
               con gente
               corriendo




Chacal, seguimos el rastro de los supervivientes de las caravanas.
Recogemos las cosechas sangrientas de los campos de batalla.
De la carne de ningún cadáver se privan nuestros flacos vientres.
El hambre nos lleva hasta fragantes vientos.
Forastero, viajero,
mira fijamente nuestros ojos y traduce
el horrible ladrido de los antiguos perros.



Jim Morrison en Las nuevas criaturas y Los señores (Editorial Fundamentos, 1988).


2 comentarios:

  1. Quizá sea mejor así que verlos convertidos en meros Mick Jagger, por ejemplo. Otro abrazo, fuerte y solidario, querido amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.