Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 12 de febrero de 2015

Especial San Valentín (6): 2 poemas de Raymond Carver:


AMOR, UNA PALABRA

No iré cuando me llame
aunque diga Te quiero,
especialmente eso,
aunque jure
y prometa que sólo habrá
amor amor.

La luz de este cuarto
se extiende sobre cada
cosa por fin;
ni siquiera mi brazo forma sombra,
está demasiado consumido por la luz.

Pero esta palabra amor
esa palabra se hace oscura, se vuelve
pesada y se sacude, empieza
a comer, a temblar y abrirse paso
convulsamente por este papel
hasta que también quedamos borrados
en su garganta transparente y todavía
ordenas y haces brillar tu
pelo suelto que desconoce
la duda.


Raymond Carver en Un sendero nuevo a la cascada (Visor Libros, 1993).





TODA SU VIDA

Me tumbé a echar una siesta. Pero cada vez
que cerraba los ojos, pasaban cirros
lentamente sobre el Estrecho, camino de Canadá.
Y las olas. Rompían en la playa
y luego volvían nuevamente. Sabes que no sueño.
Pero ayer por la noche soñé que estaba viendo
un entierro junto al mar. Al principio quedé pasmado.
Y luego lleno de pena. Pero me
tocaste el brazo y dijiste: "No, todo es perfecto.
Era muy vieja, y él la quiso toda su vida".


Raymond Carver en Bajo una luz marina (Visor Libros, 1990).




2 comentarios:

  1. Uno de mis preferidos.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Uno de los míos también, Oscar. Gracias a ti por leerlo. Abrazos, fuertes y solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.