Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 25 de febrero de 2015

Buenas tardes: Nazim Hikmet: Sobre ti todavía:





SOBRE TI TODAVÍA

Yo amo en ti
     la aventura del barco navegando hacia el polo
Yo amo en ti
     la audacia de los autores de grandes descubrimientos
Yo amo en ti lo lejano
     yo amo en ti lo imposible
Entro en tus ojos como en una selva
     toda llena de sol
Y sudoroso, hambriento e iracundo
     aliento la pasión del cazador
     por morder en tu carne
Yo amo en ti lo imposible
     pero de ningún modo la desesperanza.

Eres mi servidumbre y eres mi libertad
     eres mi carne que arde
como la carne desnuda de las noches de estío
Tú eres mi país
Tú, con estrías verdes en tus ojos castaños
Soberbia y victoriosa
    tú eres mi nostalgia
de saberte inaccesible
    en el momento
         en que te alcanzo.



Nazim Hikmet en Duro oficio el exilio (Los Libros de la Frontera, 1976).

Traducción de Alfredo Varela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.