Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 23 de febrero de 2015

Buenas tardes: Charles Simic: Circo unipersonal (y 3):




CIRCO UNIPERSONAL

Malabarista de sombreros y granadas de mano activadas.
Saltimbanqui, contorsionista, impostor,
estatua viviente, paseante del alambre, escapista,
ventrílocuo aficionado y lector de mentes

que haces todo eso sin ser descubierto
mientras paseas sin prisa calle abajo,
compras el periódico en la esquina,
te agachas para acariciar al perro de un ciego,

o sentado frente a tu mujer en la cena,
mientras ella cotorrea acerca del tiempo,
te concentras sin escucharla en un trapecio en tu cabeza
mientras los tigres pasean con gesto enfadado por su jaula.



Charles Simic en Circo unipersonal (Arrebato Libros, 2014).

Traducción de Martín López-Vega.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.