Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 30 de enero de 2015

Sofía Castañón: 2 poemas:


¿Recuerdas
el primer grito,
el día en que la voz
fue tuya
y con ella
                el aire?
Ya entonces
te pertenecía la tierra
y todas
las palabras con las que contar
tu historia.




Pero he llegado.
Vestida con los trapos de la vieja
europa, con la cara sucia, con
las mismas flores de frejol entre el pelo
con las que se drogaba mi abuela. Y he visto
todas las sombras que un día fuisteis
casa, amigos, calle, vida.
Como las sombras buenas
estabais en el suelo.
He llegado a este poema
con cada uno de vuestros contornos
bajo mis pies.



Sofía Castañón en Últimas cartas a Kansas (La Bella Varsovia, 2008).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.