Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 27 de enero de 2015

Pavel Hrádok: 3 poemas:


CANCIÓN 1941

Apenas nueve o diez versos,
para leer saltando sobre nueve o diez
escalones de la subida al Castillo.
Apenas nueve o diez versos,
para decir que un día esta ciudad
será libre, y que entonces
podremos escribir verdaderos versos,
no calderilla, no baratijas,
no mensajes cifrados, no llamadas
a empuñar las armas.





BODEGÓN CUBISTA

Cuatro botellas, un periódico de la noche,
unas sombras chinescas, un bote de píldoras
adelgazantes, un ticket de tranvía, el recibo
de la luz, una invitación a la ópera,
el informe de un espía:
sólo faltan, para que este bodegón
pueda adjetivarse de praguense,
la sombra de una cúpula
y un poco de espuma de cerveza.






LA FERIA DE LA VIDA

Hubiera querido comprarte
la barraca entera de la feria
la barraca pintada de color fresa,
y hubiera querido obsequiarte
también el cinema donde vimos
las películas que nos dieron
la idea de vivir en Marte.
Hubiera querido ser asimismo el dueño
de todos los hoteles
en que nos escondimos,
del tranvía en que huimos,
del café en que nos dijimos
para siempre adiós.
Pero soy sólo el dueño del neón fresa
que anuncia intermitente, estrelluvioso,
ACADEMIA DE BAILE.



Pavel Hrádok en Praga (Editorial Comares, 1993).

Versión de Juan Manuel Bonet.

Linograbados de Vázquez Cereijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.