Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 8 de diciembre de 2014

David González: Así llegan los crímenes (5):


5


Cuando Manuela se va, cosa que no creí que haría, no aún, el portazo, un golpe fuerte y desagradable, me arranca de cuajo, de raíz, bruscamente, de una suerte de ensoñación poética que tiene su origen quince años atrás en el tiempo, cuando, por razones que no vienen ahora al caso, Chica y yo, de común acuerdo, aquí nadie le puso una pistola al pecho a nadie, y en pleno uso de nuestras facultades mentales, aunque esto último no sea del todo cierto, llegamos a un acuerdo que, en apariencia, resultaba muy, pero que muy ventajoso para mí, pero que, en realidad, ahora lo sé, de no alcanzar las metas que me había fijado en un tiempo razonable, podría convertirse en una encerrona, en una puta ratonera. El trato, en rigor, era este:


David González
08/12/2014.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.