Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 10 de diciembre de 2014

David González: Así llegan los crímenes (13):


13


Con David la cosa anda fría desde hace tiempo, a ver, ya lo conoces, es como un niño grande que hay que mimar, y aunque cuando le escribo siempre me responde con cariño, desde luego no es como hace años, yo creo que David necesitaba su corte de enanos que lo adularan y ahí, claro, tú me dirás qué tenemos que hacer los iguales... pero no, no hay mal rollo...

Enanos. Adulación. Iguales. ¿Iguales? ¿En qué? Yo no engaño a mis lectores. Yo no trafico con la palabra. Yo no digo a espaldas de nadie lo que no esté dispuesto a decirle a la puta cara. ¿Iguales? No me jodas, anda. Eso sí. En una cosa estamos de acuerdo. No hay mal rollo. Lo diré de otro modo. Si no estás conmigo, tampoco estás contra mí, ni yo contra ti. Sencillamente, no estás.

No estás, amigo. Hasta aquí hemos llegado. No estás.



David González
10/12/2014








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.