Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 17 de noviembre de 2014

R. Crumb: Entrevistas y cómics (1):

Robert Crumb es uno de mis ídolos. Y después de leer este tocho de entrevistas y cómics, primorosamente editado por Gallo Nero Ediciones, se mantiene más firme que nunca en su pedestal. En esta primera entrega:


La verdadera pregunta es: ¿cómo mantienes a la gente alejada de la codicia?

Dales una alternativa. No conocen nada mejor, no saben que hay otra manera que podría resultar más satisfactoria e interesante, aunque sea a un nivel material muy modesto o bajo. Cuando le hablas a la gente de limitaciones materiales, la mayoría empieza a gritar de espanto, porque para ellos eso significa volver a ser un agricultor pobre durante la Gran Depresión en busca de trabajo. Esa es la única forma en la que entienden un nivel material bajo. Para conseguirlo, además, tiene que participar todo el mundo. No puede ser una cuestión de "los demás tienen que aceptarlo, pero nosotros no". Tenemos que ser todos. Y ahí está el problema: hay un montón de gente que tiene mucho y no quiere renunciar a ello. No lo hará sin presentar batalla. Ese es el gran dilema al que se enfrenta la izquierda, el interminable debate ideológico: ¿qué haces para que esa gente renuncie a lo material sin enzarzarse en una gran lucha con ellos, en la que pueden llegar a hundir el mundo con tal de no rendirse? Podrían preferir la destrucción de la civilización antes que renunciar a lo que tienen.






¿Qué tienes en contra del romanticismo?

No me atrae en absoluto.

¿Y ya está?


No sé exactamente lo que es. Todo el asunto se perpetúa con Superman y todos esos superhéroes, y las tiras de aventuras serias, que me parecen un asunto de escapismo. Intentan escapar de la condición humana real, con sus cosas positivas y negativas. No hay corazón ahí. Les han arrancado el corazón. Brueghel era un tío que de verdad sentía cosas por la gente, por la gente real, no por un ideal fantasioso sobre cómo debería ser la gente. Han vuelto la espalda a la gente real y a lo que realmente sucede, con toda la angustia y sutilezas de la realidad. Quiero decir, la gente llama a Brueghel grotesco, pero si lo miras bien es muy real.

¿Tampoco le encuentras ninguna ventaja a la fantasía?


No me interesa, eso es todo. La fantasía muy elaborada que se ha entretejido de forma brillante me parece interesante, pero normalmente encuentro la fantasía bastante sosa y aburrida. El 99 % de la ciencia ficción me resulta muy aburrida, tonta.



R. Crumb. Entrevistas y cómics. Gallo Nero Ediciones, mayo de 2014. De la traducción: Josep Borillo y el equipo de la Universidad Jaume I. De la imagen de cubierta: Robert Crumb. Autorretrato, 11 de noviembre de 1982.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.