Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 20 de noviembre de 2014

Norman Mailer: La novela más corta de todas:

Una cosa antes del poema de Mailer. He eliminado 3 comentarios dedicados a 3 post de un mismo poeta. Comentarios negativos. No crítica sana y constructiva. En el último de ellos, se decía que por qué nosotros no ganábamos premios. Nosotros. No sé a quién se refiere con nosotros, ya que el poeta criticado tiene poco que ver con mi poesía. Pero, hablo por mí, yo no gano premios, porque no me presento a ellos. Y porque, es triste decirlo,  los premios, casi todos, están concedidos de antemano. Y remito al que pregunta al libro Intelectuales de consumo, de José Antonio Fortes, lectura muy recomendable para todos aquellos inocentes que no sepan como se manejan los premios en este país ni quien los maneja. Por otro lado: en este blog no se admiten comentarios, ni positivos ni negativos, que estén firmados por Anónimo. El anonimato, siempre lo pensé, es de putos cobardes. Dicho esto, vamos con el poema de Norman Mailer:



LA NOVELA MÁS CORTA DE TODAS

Al principio, ella pensó que podría matarlo en tres días.
Casi lo hace. Su corazón resultó ser casi incapaz de asumir los halagos que ella le
dedicaba.
Entonces pensó que tardaría tres semanas. Pero él sobrevivió.
Así que revisó sus tablas y calculó tres meses.
Después de tres años seguía vivo. Así que se casaron.
Ahora llevan treinta años casados. La gente habla de ellos con cariño.
     Se les conoce como el mejor matrimonio de la ciudad.
Sólo que los hijos no dejan de morírseles.



Norman Mailer.

Traducción especial para este blog: Carmen del Río Bravo.

2 comentarios:

  1. Sí que lo es, José Luis. Pero te confieso que a mí me gusta más, me parece más auténtico, Truman Capote, su gran enemigo literario. Abrazos, fuertes y solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.