Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 27 de noviembre de 2014

Carina Sedevich (15): Como segando un cariño oscuro (d):

El otro día en uno de los correos que nos cruzamos, Carina Sedevich mencionó algo sobre la muerte que me sugirió estas dos cuestiones:

¿Escribes para alejar a la muerte de ti? ¿Te asusta la muerte?


Fotografía de Laura Bellomo


"Escribo para evitar que al miedo de la muerte se agregue el miedo de la vida", dicen que dijo Augusto Roa Bastos. No suelo pensar en la muerte. Sí tengo miedo, un miedo muy específico que para mí encarna ese "miedo de la vida" al que se refiere Roa Bastos: el miedo a la ausencia del sentido. El ser humano se pasa la vida masticando sentido, lo sepa o no. No podemos pensar el mundo ni a nosotros mismos, no podemos pensar nada, si no conseguimos asir, organizar y anudar de alguna forma los delgados y escurridizos hilos del sentido. Dar sentido a la vida y a la muerte es la tarea de todos los días. El lenguaje nos sirve para eso.

Escribir es la forma que encontré para ejercer mi condición humana, para sobrevivir en este mundo. Con las herramientas precarias e imprecisas de mi lengua me sostengo, ordeno signos para construir el sentido. Soy consciente de que todo trabajo sobre el lenguaje es, apenas, el sustento de una gran ilusión. A veces puedo verme desde fuera de mí, levantando día y noche un castillo de naipes de palabras para guarecerme. Entonces pienso en mi escritura como en un síntoma que alivia y estabiliza, como lo es el delirio para un loco.

Cioran dijo que "un libro es un suicidio aplazado". Creo que es cierto: para mantenerse vivo hay que inventar el modo de sentirse capaz de comprender y representar la vida. No puedo concebir un mejor modo que el arte para hacerlo.


                                                        Fotografía de Laura Bellomo.


En la hora en que es preciso escribir.
Hay que salvar el día
de hundirse. Hoy
vale por tantas tardes que vi pasar
callando. Hoy
no es más triste que otras veces
esta hora.
No es mayor la soledad
sino más vieja
como si nadie nunca hubiera estado.
El hueso del silencio
conocido y raspado por mis manos.
El hueso de ser una
sola, durante todo el trecho.
El hueso de haber sabido siempre.

Sin embargo tuve la duda del amor...
Se me ofreció en alguna de sus formas
y vi salir el sol por el oeste
y palpitar la tierra
y edulcorarse el mar.
Hallé que el frío no cortaba
que ciertas flores supuraban
me senté bajo un sauce para oírlo
y me aburrí.
Me decía siempre que de mí
huían las felicidades.
Me llamaba siempre inmerecida.

Entonces tuve la deuda del amor.
Y no hay camellos que alcancen para eso
ni arena caminada
ni las piernas, ni las vulvas entregadas.
Nada de eso
paga la estafa del amor.

No hay agua sobre la cuál escribir
tantas partidas.
Me quitaron lo que nunca tuve
y siempre supe que no había tenido.
Me dieron y me rapiñaron 
el hueso de mi soledad.



Carina Sedevich en Como segando un cariño oscuro (Ediciones llantodelmudo, 2012).


                                                                     Fotografía de Laura Bellomo.


Volvemos el próximo domingo con otra entrega de la poesía de Carina Sedevich. Mientras, si te apetece, puedes leer las otras entradas sobre esta formidable poeta argentina:










2 comentarios:

  1. Carina Sedevich...una sirena emergiendo de un florero. Sirena varada, dirían los Héroes, sirena al fin. Deberías mostrar más tu sonrisa para desempañar esa melancolía del amor. Una amiga.
    Leda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leda querida, la melancolía se disipa en compañía de amigas como vos. Gracias por estar y por hacerme tan bien :)

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.