Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 10 de octubre de 2014

Varlam Shalámov: 2 poemas:


Estoy vivo, no con mi pan
pero al frío, por la mañana,
cuando de un rincón de cielo glacial
como en un riachuelo me refresco.




Dejaré la casa amada,
me salvaré, apenas respirando;
por la primera, nueva nieve
la caza es abundante.

Este mundo gritará truhán,
¡timador! ¡timador!
La saliva de una vieja perra
se revuelve en su boca.

Este mundo de zorros con ojos rojos,
con hocicos cubiertos de escarcha,
donde cada uno está
muy orgulloso de su rol canino.

Y yo, las orejas juntas,
voy a correr, correr,
a ahogarle el alma con el corazón
en la nieve que brilla.

Con el grito de los perros detrás de mí,
parecido a los juegos de antaño,
completaré mi camino en la tierra.



Varlam Shalámov en Siberiam Huski (Perro de tiro).

Traducción de David Brunner, Noelia M. y Barbel B.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.