Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 26 de octubre de 2014

Paolo Ruffilli: 2 poemas:


PARACAÍDAS

Quítate, por fin,
de frenar:
relájate
y déjate llevar.
Verás que
al precipitarte
te serviré yo
como red,
como escudo
en el salto,
y descubrirás
que rebotar
después de la caída
es como encontrar
otra vida
que creías
ya perdida.




MIENTRAS TANTO

Déjate llevar
estrecha en el lazo
de mi abrazo
y segura de que nada
de lo que nos ata
te será sustraído,
entregada
ya sin miedo
a lo que nos aguarda,
protegida por mi mirada
y por el aliento
que es la única medida
en la oscuridad del presente,
mientras que dando vueltas
fuera de la puerta
el mundo espera
benévolo e indulgente
con nuestras vidas 
clandestinas.
Aunque, al final,
el mundo se sale
siempre con la suya.



Paolo Ruffilli en Asuntos del corazón (2004).

Traducción de Emilio Coco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.