Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 25 de octubre de 2014

Marjiatta Gottopo: Obsesión:


En cambio, mi querida amiga Miriam Tessore adora la poesía de Marjiatta Gottopo, así que nada, un placer postear otro poema suyo:




OBSESIÓN

Me sigues por las calles bañadas
de aliento caníbal
por las aceras en donde el llanto de
los asesinos
no se escucha.
Me sigues sobre esa ola de amoníaco
que desgarra la retina
me sigues soplando tu aliento de
vampiro
a mi oreja cónica
me sigues cayendo bajo los golpes
bajo las letanías sarnosas de los profanos
cayendo pegado a las paredes en
donde moran
las verdaderas madres de los
yonquis. Me sigues cuando despierto
bajo los ojos implacables
del automóvil
cuando reparto sudor en viejas
construcciones
cuando beso el cuerpo de los
obreros.
Me espías entre las piernas de esos
egipcios turbulentos
me observas desde los ojos rojos de
esos gatos blancos.
Me abrazas
y ya no sé si es para morir que nos
encontramos
o es para besarnos
no sé si la lengua o el impacto
sé que ignoro cualquier aviso
y prefiero presentirte en esas
tardes ebrias
en esas noches infladas
de humo invisible.



Marjiatta Gottopo en Lúnula 13 (1999).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.