Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 17 de octubre de 2014

Jim Carroll: 1 texto de Basketball Diary:


Hay un texto de Jim Carroll en su Basketball Diary, libro que leí con 16 años, que quizá porque encabeza dicho libro y fueron las primeras palabras que leí de este tío siempre lo llevo en mi memoria literaria. Así que dispuse las líneas en verso, añadí una frase de propio Carroll y te lo ofrezco en poema, sin título:



Esta noche,
estoy subiendo a la zona
en el tren A de Harlem.
Está la tía esa, 
el tipo auténtico
de azafata-secretaria,
con mucho pecho
el cabello arreglado en moño,
y sentada con las piernas
tan generosamente abiertas
que veo
sus bragas azul claro.
Acabo por levantarme,
voy hacia ella
y le ruego que,
por favor,
cierre sus piernas,
diciéndole
que apenas tengo
quince años
y que me está confundiendo
y que aquello es una guardada
y que yo francamente

solo quiero ser puro.

Luego,
vuelvo a mi sitio
y me siento otra vez.

Yo solo quiero ser puro.



Jim Carroll en Basketball Diary (Producciones Editoriales, 1982).

Traducción de Ricardo González Bertazioli.

Versión en poema de David González.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.