Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 18 de octubre de 2014

Isabel Tejada Balsas: La sonrisa del camaleón (1):


Este poemario de Isabel Tejada Balsas, así como el de Rakel Rodríguez, son un obsequio de mi amiga la poeta Ana Patricia Moya (gracias):


A VECES ME PASA

que me quedo como mirando
dentro algo
indagando los por qués de todos los
silencios que me brotan y que me perfilan
y es sobre todo en los días inmisericordes
con la terca poquedad de su engranaje
donde descubro el rumor inquieto de mi identidad
y su latido
donde ideo todo el cielo que me queda por hacer en
cada una de mis alas
donde caigo en la cuenta de que a la vida hay que subirse
como se sube a un árbol.





FÓLLAME EL CORAZÓN

Desengáñate

El amor es un desafío

Nos lanzan un guante
y nos volvemos inútiles
como un rotulador blanco



Isabel Tejada Balsas. La sonrisa del camaleón. Área de Cultura, Ayuntamiento de Málaga, 2012. Diseño de la cubierta: Marina Medina Poveda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.