Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 16 de octubre de 2014

Eduardo Margaretto: John Fante, vidas y obra, Como un soneto sin estrambote (2):




   Aun teniendo en cuenta todas estas premisas, por supuesto literaria y socialmente discutibles, ya sabemos que cuando se habla de Fante las cosas suelen tomar rumbos inesperados, y el destino de Pregúntale al polvo se vio marcado por otros factores mucho menos culturales. Como una irónica befa del destino, al escritor de Denver, que siempre había dejado bien claro su desapego a cualquier tipo de ideología, le tocó sufrir en sus propias carnes la belicosidad conquistadora del mismísimo Adolf Hitler. Stackpole & Sons, la editorial que había publicado el libro, fue demandada ese mismo año por el canciller alemán por haber publicado Mein Kampf sin autorización. Los enormes costes del litigio, que llegó al tribunal supremo americano y que la editorial acabó perdiendo, obligó a la Stackpole, que quedó prácticamente arruinada, a invertir en el proceso todo el dinero que había pensado dedicar a una importante campaña de promoción de Pregúntale al polvo. El libro de Fante desapareció del mercado.



Eduardo Margaretto. John Fante, vidas y obra, Como un soneto sin estrambote. Editorial Alrevés, septiembre de 2014. Diseño de portada: Mauro Bianco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.