Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 20 de octubre de 2014

Carina Sedevich (4): Una nube decapitada y grave (y 3):


La poesía es un recurso extremo del lenguaje. Es potencialmente subversiva porque puede, en el ejercicio de usos relativamente no esperables del lenguaje, generar nuevos sentidos, Carina Sedevich,  en una entrevista concedida en abril de 2013 en una página de poesía argentina. Perdona que no ponga el enlace, pero de esa entrevista extraeré alguna pregunta más.




El bovino corazón de la noche
naufraga en el brumal de los álamos.

Hay un crepitar de vellos que se enredan.

¿Ves el pálido buey que se muere?
¿Ves que esas garras morosas lo besan?



Con este poema, se cierra la plaqueta Una nube decapitada y grave (Ediciones Radamanto, 1998), de la que nos hemos estado ocupando estos últimos días. Pero antes de cerrar 1998, hay que señalar que este año, nuestra poeta, se alza con el Premio de Poesía Universidad Nacional Río Cuarto, Córdoba, Argentina.









Y esto es todo hasta el próximo jueves en que volveremos con Carina y su siguiente publicación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.