Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 16 de octubre de 2014

Carina Sedevich (2): Una nube decapitada y grave (1):


A partir del año que viene, la Editorial Origami me da la oportunidad de dirigir una colección de poesía. Su nombre: Colección Lillie Langtry de Poesía Femenina Contemporánea.  Es para mí un lujo iniciar su andadura con un libro de poemas de una poeta a la que admiro, Carina Sedevich,  y cuya poesía sigo desde que la descubriera en el mejor blog que conozco de poesía femenina, el de mi amiga Miriam Tessore, es decir, Emma Gunst. Dicho esto,

sigamos profundizando en la poeta y en su obra. En la fotografía podemos a ver a Carina Sedevich allá por el año 1998. Un año importante en su vida, al menos en la poética. Es el año que da a la imprenta sus primeros poemas. Tres poemas. Con este título: Una nube decapitada y grave. Editados en una hermosa plaqueta por Ediciones Radamanto, en su colección Plaquetas Del Herrero. Como ella misma me escribe, a lápiz, al final del tercer poema: "Como verás tuve una primera etapa un poco surrealista". Un poco. Pero vamos a leer ya el primer poema, que no tiene título:




Bajo los jaspes del cielo soy tan mortal por la tarde.

Voy a nacer de hambre en este erial de carroña
aunque todos me ofrezcan sus córneas y sus vísceras
y quieran pastar también de mí, con inocencia.

A nadie puedo saciar, nadie puede completarme.
Si es cosmos nos contiene es para desordernarnos.



Carina Sedevich. Una nube decapitada y grave. Plaquetas del Herrero, Ediciones Radamanto, Villa María, Argentina, 28 de abril de 1998.


Y esta es la cubierta de dicha plaqueta:




Puedes leer el primer post dedicado a la poesía de Carina Sedevich aquí:


Comentarte otra historia. Como, en mi opinión, en la poesía deberían interactuar todos los implicados en ella, te pido que vayas anotando los poemas de Carina que más te vayan gustando. En un momento dado de esta serie de entradas sobre ella, cuando se vaya acercando la fecha de publicación de su libro,  te pediré el título de los seis que a ti más te hayan, eso, emocionado, impresionado, llámalo equis. Los que querrías leer en un libro. En cada post, iré poniendo un enlace a los anteriores, para que no te pierdas nada, ningún poema.

Y recuerda: el domingo, hacia esta hora, otra entrega poética de y sobre Carina Sedevich.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.