Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 5 de septiembre de 2014

Sofía Castañón: Prohibido silbar (y 3):


GÉNESIS

No olvidéis
que polvo somos.
Que la próxima vida es un regalo
y que esta vida hay que comprarla.

No olvidéis que polvo somos
y con un trapo nos apartan.

Pero guardan el mayor de los olvidos.

En pólvora nos convertiremos.




OTROS FUERON A MARSELLA

Esta humedad sí la entiendo.
Madera y huesos que crujen,
y el olor a todo usado.
Nada nuevo bajo qué sol,
si la mañana es bruma
y la tarde
tarda.

Hay días que nunca llega,
la tarde.

Llovizna
y sabemos la lección:
donde el suelo mojado
no se espera.



Sofía Castañón. Prohibido silbar. Ediciones de Baile del Sol, 2014. Ilustración de cubierta: Goyo Rodríguez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.