Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 24 de agosto de 2014

Nurit Kasztelan: Lógica de los accidentes (y 3):


LECCCIÓN 1

Como quien prende un fósforo y pretende
que la luz dure
por más de cinco segundos,
así de ingenua.

Tendría que aprender
a no mezclar el sexo
con cualquier otra cosa.

Pero cuanto más fácil es el planteo
más difícil la resolución.




NECESIDAD DE LO LIVIANO

Dejá que el silencio
desactive la inercia del ruido
sé un hablante silencioso
perdé características de especie
volvete piedra
volvete hueso, cáscara
convertirte en algo insignificante
que apenas posea
un comportamiento animal.
Movete como una figura
que se desliza subrepticiamente
violá las leyes de la materia
rodá por el espacio. Comportate
como una membrana
y dejá entrar a tu cuerpo
sólo lo que te sirva.
Devorá insectos
dejate contaminar. Olfateá
como si fueras un perro.



Nurit Kasztelan. Lógica de los accidentes. Ediciones Liliputienses, 2014. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.