Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 16 de agosto de 2014

Marco Vassi: La solución salina: Párrafo inicial:

El de Marco Vassi, el párrafo inicial de su novela La solución salina, es brutal, demoledor:



   No sabíamos si queríamos que naciera el niño. Por eso, hasta pasado el tercer mes de embarazo de Lucinda, estuvimos sin saber qué hacer. Luego se convirtió en un caso de asesinato.



Marco Vassi en La solución salina (1996).

Traducción de J. L. Fernández-Villanueva Cencio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.