Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 4 de agosto de 2014

Gert Ledig: Represalia: Párrafo Inicial:


El problema de este gran narrador alemán, de Gert Ledig, es que escribió muy pronto sobre temas que el pueblo alemán deseaba olvidar cuanto antes mejor y que lo hizo, lo escribió, con todo lujo de detalles, crudamente, como en su novela Represalia, donde el arranque es brutal. Aquí, en principio, el párrafo inicial sería una sola frase, así que por esta vez me tomo la licencia de añadir el segúndo párrafo:



   Dejad que los niños se acerquen a mí.
  Cuando explotó la primera bomba, la onda expansiva arrojó a los niños muertos contra el muro. Se habían asfixiado el día anterior en un sótano. Habían depositado sus cuerpos en el cementerio porque sus padres combatían en el frente y había que buscar primero a las madres. Solo hallaron a una, pero yacía aplastada bajo los escombros. Así era la represalia.



Gert Ledig.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.