Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 30 de agosto de 2014

Donald Hall: La cama pintada (1):




COCINA DE VERANO

En el luminoso mes de junio se ponía en el fregadero
         con un vaso de vino,
y escuchaba a los zorzales,
y machacaba ajos bajo la luz del crepúsculo.

Yo la veía cocinar desde mi silla.
         Apretaba los labios
mientras andaba con los cacharros,
y probaba la salsa con la punta de sus dedos.

"Ya está lista. Vamos", decía.
        "Enciende tú la vela".
Comíamos, y charlábamos, y nos íbamos a la cama,
y dormíamos. Era un milagro.



Donald Hall. La cama pintada. Valparaíso Ediciones, abril de 2014. De la traducción y prólogo: Juan José Vélez Otero. Diseño de portada y maquetación: Chari Nogales.



4 comentarios:

  1. Lo cotidiano se vuelve mágico cuando lo perdemos. Abrazos, fuertes, solidarios, querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. A veces lo sentimos cuando aún sólo amenaza la pérdida.
    A veces, doble milagro, nos llega presentido.

    Abrazos, besos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, llevas razón, Carmen. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.