Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 23 de agosto de 2014

Diva de mierda, una antología alrededor del ego (6): Un poema de Cecilia Quílez:




Los hundidos
Los sin lengua
Los sin nombre temerario
Los de papel vegetal
Los de las musas cuánticas
Los de sin rima ni leyenda
Los del andén
Los que se quedan
No resbalar
Sal contra el hielo
Romperse la crisma
En la distancia justa
Del más fingido laurel
Aunque duela

(Nota irremediablemente adjunta la poema) Ego: Alimento de aquello que te da/dio fa-ma y que nadie se creer. Ceguera cósmica de uno mismo pese a todo contra (Tiempo). Glo-ria inexplicablemente dudosa en la verbena de los espejos. Distorsión del presente sin orden futuro. Término no aceptado en aburrido continuo. No consta ni interesa (según el cónclave del clamos popular que es lo que hay y a ése no le engaña ya ni un dios).



Cecilia Quílez.

Varios Autores. Diva de mierda, una antología alrededor del ego. Ediciones Liliputienses, 2014. Edición, selección y prólogo de Fabio Betancour.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.